Sixe Paredes

ENTREVISTA

¿Cómo definirías tu participación en Truck Art Project?

Para este proyecto trabajé con una de mis series llamada «Abstracción Numérica», que nos habla de los números empleados como símbolos para hablar de la crisis económica que han vivido algunos países en los últimos tiempos, pero también observados en relación a sus vínculos con las culturas ancestrales y a una proyección mística. En estas obras exploro de forma personal la estructura ontológica y funcional del Número.

¿Cómo dialogan, en tu caso, las dos caras del camión?

Dialogan perfectamente, ya que utilizo la misma serie y técnica de trabajo en las dos caras del camión.

¿Cuáles son los retos del proyecto para ti?

Para mi ha sido muy fácil realizar este proyecto, me he sentido muy cómodo trabajando, mi reto era hacer algo diferente a todos los camiones que se habían pintado hasta el momento, para aportar algo nuevo al proyecto.

¿Cómo se inserta este proyecto en tu trayectoria y en tu discurso?

Me gustan las buenas ideas y el buen hacer, así que este proyecto encaja en mi manera de trabajar, tanto por su originalidad, como por el buen comisariado realizado.

Algunos creadores admiten que llegaron con una idea previa que tuvieron que ir modificando o que creció hacia otros derroteros al enfrentarse a un soporte como éste. ¿Ha sido tu caso?

En mi caso, estuve pensado diferentes ideas, pero al final decidí la serie de «Abstracción Numérica» ya que se distanciaba de todas las demás propuestas realizadas. El soporte para mi no era ningún problema ya que en otras ocasiones había trabajado con él.

¿Cómo te has planteado la recepción de una obra como ésta, en la que el espectador se encuentra con ella, no la busca, y que no “circula” por los cauces habituales del arte?

Me pongo en el lado del espectador y me parecería muy interesante encontrarme uno de los camiones en circulación en cualquier región de España, me imagino el camión en muchas localizaciones totalmente diferentes, al igual que los espectadores de infinidad de regiones del país. Ver una obra de arte en movimiento es algo fantástico y emocionante.

¿Y la fugacidad con la que se recibe?

Mejor todavía, como algo que aparece y desaparece fugazmente, pienso que es algo mágico.

¿Cómo te has enfrentado a la escala? ¿Estabas acostumbrado a ella?

Para mi la escala no ha sido un problema, desde hace muchos años estoy acostumbrado a pintar grandes superficies de todo tipo, y siempre me sentí muy cómodo trabajando en gran formato.

¿Qué te aporta a ti una participación como ésta y qué crees que le aportas tú al proyecto?

Me aporta la gran satisfacción de haber participado en este original proyecto, y el haber aportado un trabajo diferente a todos los demás.

¿Por qué es interesante un proyecto como Truc kArt Project?

Es un proyecto muy interesante ya que hay pocos empresarios y empresas en España que apuesten por este tipo de propuestas, y más interesante todavía es el mecenazgo real de este proyecto a muchos artistas del país. Me gustaría también aprovechar esta entrevista para felicitar una vez más a Jaime Colsa por su iniciativa y su compromiso.

Sergio Hidalgo Paredes (Barcelona, 1975), más conocido como Sixe Paredes, inicia su trayectoria artística en el mundo del grafitti a finales de los años ochenta. Durante la década de 1990 su ansia por explorar nuevos terrenos le lleva a crear su propio taller y a experimentar con la pintura, la escultura o las instalaciones, combinando una marcada presencia pública (intervenciones en la calle) con una vertiente más privada, en la intimidad de su trabajo en el estudio. De sus viajes por el continente americano nace un interés por el acervo cultural de las sociedades precolombinas. De ese modo, investiga en el desarrollo de técnicas como la cerámica o los telares, fusionando lo atávico y lo moderno a través de conceptos contrapuestos y transmutados, creando lo que el propio autor denomina «futurismo primitivo». Representaciones humanas, figuras ancestrales y animales se pasean por muchas de sus obras, expresiones de un deseo de reconectar espiritualmente con la esencia primigenia. Sixe Paredes está presente en espacios y galerías de todo el mundo. En 2008 fue uno de los seis artistas que pintaron la fachada de la Tate Modern en la famosa exposición de pinturas murales Street Art.