Nuria Mora

ENTREVISTA

¿Cómo definirías tu participación en Truck Art Project?

Mi trabajo es un proceso continuo que se ha ido transformando en 20 años desde que empecé a pintar en las calles de Madrid a hoy. Soy Artista Plástica y no elegí las palabras sino la plástica para expresarme así que creo que es labor de la critica y comisarios hablar de esto.

¿Cómo dialogan, en tu caso, las dos caras del camión?

Son un continuo, es abstracción geométrica así que es un balance y juego de tensiones.

¿Cuáles son los retos del proyecto para ti?

La motivación principal es formar parte de una colección de obras hechas por artistas que admiro y grandes amigos con los que llevo trabajando desde que empecé en esto como Daniel Muñoz, Sixe, Nano4814, Spok, Rosh333…

¿Cómo se inserta este proyecto en tu trayectoria y en tu discurso?

Es algo natural , pintar en la calle y un camión son cosas parecidas solo que aquí el espectador no necesariamente tiene que estar en movimiento si no que en este caso el lienzo se mueve.

Algunos creadores admiten que llegaron con una idea previa que tuvieron que ir modificando o que creció hacia otros derroteros al enfrentarse a un soporte como éste. ¿Ha sido tu caso?

Seguro que me pasa; además, yo no trabajo con un boceto previo.

¿Cómo te has planteado la recepción de una obra como ésta, en la que el espectador se encuentra con ella, no la busca, y que no “circula” por los cauces habituales del arte?

Igual que cuando pinto en la calle de manera espontanea. La gente no sabe que a la vuelta de la esquina la noche anterior pasó algo e inesperadamente a la mañana siguiente se encuentra con una obra mía. Es una sorpresa, algo inesperado que multiplica el efecto que puede generar en el espectador una obra de arte. Es mucho mas potente e interesante que un mural comisionado o un Safari Urbano.

¿Y la fugacidad con la que se recibe?

Igual de fantástico que una estrella fugaz.

¿Cómo te has enfrentado a la escala? ¿Estabas acostumbrado a ella?

Sí, soy brava. Llevo años encaramada a grúas, andamios, escaleras y cubos de basura.

¿Qué te aporta a ti una participación como ésta y qué crees que le aportas tú al proyecto?

Aporto el lado abstracto y geométrico de la colección además del femenino. A mí me aporta un nuevo soporte en el que no había pintado de manera comisionada además de formar parte de una selección de artistas muy interesante.

Nuria Mora (Madrid, 1974) es una referencia del Street Art gracias a sus característicos murales de flores y sus coloridas formas geométricas que nos seducen en las calles de muchas ciudades. La artista se formó en especialidades como interiorismo, arquitectura o bellas artes, hasta conseguir crear un estilo único e inconfundible. Sus creaciones funcionan como un complemento perfecto a la composición de las urbes, donde sabe encontrar posibilidades en los lugares más recónditos. Comenzó a pintar en 1999 en las calles de Madrid, su ciudad natal, formando equipo con su compañero de aventuras artísticas, Eltono. Más tarde, ambos se incorporarían al colectivo El Equipo Plástico, junto a Sixe Paredes y Nano4814. Superando los límites del graffiti más vanguardista, esta autora se ha prodigado en campos como los de las instalaciones lumínicas y sonoras, los diseños de moda o incluso los carteles publicitarios de la mano del Cirque du Soleil. Su obra ha sido expuesta en lugares tan emblemáticos como la Tate Modern de Londres, la Fundació Miró de Barcelona, el Instituto Cervantes de Madrid y muchos otros. Nuria Mora no se ciñe a frontera alguna y las calles de Brasil, Cuba, Chile o Argentina también se han rendido a su talento.