Celia Macías

ENTREVISTA

¿Cómo definirías tu participación en Truck Art Project?

He trabajado las dos caras de la moneda, buscando en el dinamismo las diferencias. Teniendo en cuenta que este espacio expositivo se moverá y visitará diferentes lugares.

¿Cómo dialogan, en tu caso, las dos caras del camión?

En 2016 he tenido la suerte de trabajar en México y New York las dos caras del camión, dos puntos opuestos y unidos por muchos conductos.

¿Cuáles son los retos del proyecto para ti?

Pensar que en varios segundos, lo que tarda el camión en pasar por delante del espectador, el espectador piense en mi imagen y el extrañaniento del contexto.

¿Cómo se inserta este proyecto en tu trayectoria y en tu discurso?

Insertar mi trabajo en Truck Art Project ha sido lo más fácil, ya que mi trabajo con el comisario Fer Francés siempre es fluido y divertido.

Algunos creadores admiten que llegaron con una idea previa que tuvieron que ir modificando o que creció hacia otros derroteros al enfrentarse a un soporte como éste. ¿Ha sido tu caso?

Mi proyecto ha sido modificado varias veces hasta llevarlo a cabo, la temática primera no ha tenido nada que ver con el resultado, pero esto es lo interesante del trabajo y es parte del proceso.

¿Cómo te has planteado la recepción de una obra como ésta, en la que el espectador se encuentra con ella, no la busca, y que no “circula” por los cauces habituales del arte?

El contexto es muy distinto al de un museo o galería pero la fugacidad en muchas ocasiones si es la misma, ya que estamos acostumbrados a consumir imágenes, de hecho este es uno de los retos del artista, intentar que alguien observe una imagen más de varios segundos.

¿Cómo te has enfrentado a la escala? ¿Estabas acostumbrado a ella?

La escala es perfecta, yo quiero todas mis fotos así.

¿Qué te aporta a ti una participación como ésta y qué crees que le aportas tú al proyecto?

Me encanta participar en un proyecto de hombres junto a mi compañera Marina Vargas.

¿Por qué es interesante un proyecto como Truck Art Project?

Es de gran importancia que Truck Art Project exista, y contagie a más coleccionistas y empresas privadas, son los mecenas que necesitamos. Lo público corre peligro de convertirse en un espejismo.

Celia Macías (Sevilla, 1977) es artista y activista cultural. Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Castilla-La Mancha, amplió sus estudios en la Facultad de Comunicación Audiovisual en la HFBK de Hamburgo (Alemania). En su obra predomina el uso del color y la luz desde una perspectiva pictórica. Sus fotografías, directas y sin dobleces, arrojan una mirada poética sobre lo cotidiano. Instantáneas que documentan la realidad y, al mismo tiempo, nos hablan de la voz íntima de la artista. En un trabajo con inspiración antropológica, la artista nos invita a rastrear las huellas de la felicidad en las vidas que nos rodean. Macías ha destacado creando trabajos fotográficos para portadas de discos de grupos musicales como Tony Bravo, Rocío Márquez o Niño de Elche. Sus aportaciones en revistas de arte, pensamiento o imagen son también frecuentes. Su producción artística está presente en colecciones públicas y privadas y puede disfrutarse en diferentes exposiciones de museos y galerías. Trabaja con la galería Javier Marín de Málaga y forma parte del proyecto El Simposio junto con el escritor Jacobo Bergareche, la pianista María Dolores Gaitán, el pintor Manuel León Moreno, el diseñador Palomo Spain y el chef Paco Morales.