Sergio Mora

ENTREVISTA

¿Cómo definirías tu participación en Truck Art Project?

Llevo ya un tiempo investigando con el lenguaje de los murales cerámicos de azulejos, llevado a la pintura. A raíz de una colaboración con Philippe Starck en la que diseñé unos murales para unos restaurantes de Chef José Andres me enganché con este lenguaje y he seguido desarrollándolo en otros contextos. La idea básicamente es conjugar y armonizar lenguajes inconexos de una forma sutil y elegante. Me siento muy cómodo con la idea de conjugar tradición y modernidad.

¿Cómo dialogan, en tu caso, las dos caras del camión?

Una de las partes es más narrativa y compleja, y la otra más minimalista y rotunda. En un lado podemos ver un paisaje en el que se sucede una escena típica de los comics de ciencia ficción de los años 50 donde una dama es atacada por una fiera o monstruo y el héroe se dispone a salvarla en ese momento. Aquí conjugo la iconografía Pulp y cartoon, con la sensación estética de los murales tradicionales de azul cobalto y los grabados antiguos. En la otra parte me quedo con un detalle de la chica y un estampado tropical que bien podría decorar un jarrón o un plato.

¿Cuáles son los retos del proyecto para ti?

Sobretodo el formato. Yo no soy grafitero, suelo trabajar en mi estudio y no tengo la costumbre de salir a pintar la calle. Pero me encanta la idea. Hace unos meses que estoy trabajando con formatos más grandes de lo que acostumbro y me apetece mucho trabajar en este tipo de proyectos de gran escala.

¿Cómo se inserta este proyecto en tu trayectoria y en tu discurso?

Me gusta cambiar de contextos, hacer siempre cosas nuevas y enfrentarme a nuevos retos; es muy motivador. Para mi el discurso de un artista es su recorrido, su trayectoria y como la obra evoluciona, se refresca y se mantiene viva. El proyecto me llega caído del cielo porque justo tenia muchas ganas de probar este lenguaje en murales de gran formato que no sean de azulejos.

Algunos creadores admiten que llegaron con una idea previa que tuvieron que ir modificando o que creció hacia otros derroteros al enfrentarse a un soporte como éste. ¿Ha sido tu caso?

Yo suelo trabajar mucho la idea y el dibujo antes de ponerme a pintar. Más que nada porque cuando pinto me gusta centrarme en la plasticidad, la pincelada, la textura etc. Por eso suelo ser bastante fiel al diseño y la composición original y lo que me interesa es darle potencia pictórica en la ejecución, aunque siempre se toman decisiones de última hora.

¿Cómo te has planteado la recepción de una obra como ésta, en la que el espectador se encuentra con ella, no la busca, y que no “circula” por los cauces habituales del arte?

Me encanta la idea de que sea la obra la que encuentra al espectador por sorpresa y por azar en los lugares más insospechados.
Me parece interesante el hecho de que lo primero que percibimos es esa sensación de algo tradicional y que nos resulta familiar, pero si nos fijamos vemos que la iconografía utilizada no es la que solemos ver en los azulejos tradicionales, sino un universo surrealista, poético y con un toque de humor, en un ambiente retrofuturista, tropical, cósmico y mágico.

¿Y la fugacidad con la que se recibe?

Muchas veces el impacto es mayor cuando no sabes muy bien lo que has visto, porque lo que recibes es una sensación más abstracta. Por otro lado me gusta el impacto que produce una primera sensación de fragilidad y delicadeza de los dibujos hechos en porcelana pero esta vez pintados en algo tan rotundo como un trailer

¿Cómo te has enfrentado a la escala? ¿Estabas acostumbrado a ella?

He hecho cosas de gran formato, aunque no es lo habitual para mi, no estoy acostumbrado…. al menos hasta ahora. Pero me encanta y me interesa mucho trabajar el gran formato, disfruto del proceso y del resultado.

¿Qué te aporta a ti una participación como ésta y qué crees que le aportas tú al proyecto?

Me abre nuevas posibilidades. Yo lo que puedo aportar es mi lenguaje y mi universo

¿Por qué es interesante un proyecto como Truck Art Project?

Es una idea redonda. Para mi es un lujo participar en este proyecto.

Sergio Mora (Barcelona, 1975) es pintor e ilustrador barcelonés y máximo representante del surrealismo pop español. El estilo inconfundible de este artista, conocido como «magicomora», ha traspasado fronteras. Sus obras se exponen a nivel internacional, publica sus propios cómics y ha ilustrado numerosos títulos con las editoriales más prestigiosas. La infancia, los juguetes, las referencias musicales, así como el cine de ciencia ficción o todo tipo de seres monstruosos son una presencia constante en su obra. Detrás de la imagen simpática y mágica de su obra se esconde un pintor con mayúsculas, aún por descubrir en toda su potencia, capaz de transmitir un universo de energía pictórica sin necesidad de vincularse a una imagen figurativa ni corriente alguna, para brillar con personalidad propia. Ganador del Grammy al mejor diseño 2016 por el disco El poeta Halley de la banda Love of Lesbian (Warner), Sergio Mora también ha conquistado a los directores creativos de la casa de moda Gucci. Ha diseñado los murales de azulejos que cubren las paredes, techos y suelo del restaurante Bazaar Mar del chef José Andrés (Miami), proyectado por Philippe Starck.